¡BIENVENIDOS!

¡Bienvenidos al blog del ABN! Un año más comenzamos un nuevo curso, llenos de esperanza e ilusión. Será el noveno año de método ABN, desde que en el curso 2008-2009 se dieron los primeros pasos en los colegios “Andalucía” y “Carlos III”, de Cádiz. Seguimos adelante. Tenemos a muchos docentes y a muchos niños detrás, que empujan con una fuerza irresistible. Este blog recoge toda la historia del desarrollo del método, desde su primera entrada, allá por Marzo de 2010, hasta hoy. No hemos querido quitar nada. Y aquí seguimos con cerca de mil vídeos y más de mil quinientas entradas, que se dice pronto.

El blog va a seguir siendo fiel a sus principios: mostrar que es posible calcular de otra manera más motivadora, más fácil, más conectada con el pensamiento de los niños, más adaptada a sus futuras necesidades. En definitiva, del modo más eficaz para que los alumnos alcancen competencia matemática.

Animamos a los docentes y a las familias a utilizar el nuevo método. Con él se acaban las tareas repetitivas de cálculo, las dificultades matemáticas sin sentido, el aprendizaje memorístico vacío. Y para convencer al visitante de que es posible nos hemos alejado de los discursos vanos y de la palabrería barata. El material fundamental de este blog es el reflejo de lo que hacen los niños en las clases: vídeos y fotos dan cuenta de ello. Nunca omitimos de qué colegio, de qué maestra o de qué grupo de alumnos se trata. Porque no expresamos fantasías ni delirios, sino resultados concretos.

¡Bienvenidos! Suscríbanse y estén al día de todos los contenidos que incorporamos. Intérnense dentro de las etiquetas y exploren los tópicos por los que tengan más interés, en los cursos de Infantil o Primaria que consideren. Súmense a una corriente que cada día crece más.

No duden en trasladarnos cualquier opinión, crítica, aportación, sugerencia o, simplemente, petición de información. Todo ello será recibido con agrado en:

Jmartínez1949@gmail.com

MÉTODO ABN


¡PUBLICADOS LOS PRIMEROS LIBROS DE TEXTO ABN!

LA EDITORIAL ANAYA HA PUBLICADO LOS LIBROS DE TEXTO CORRESPONDIENTES A LOS SEIS CURSOS DE PRIMARIA. HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA INFORMARTE


TAMBIÉN ESTÁN DISPONIBLES LOS SEIS CUADERNOS, CORRESPONDIENTES AL PRIMER Y SEGUNDO CICLO DE EDUCACIÓN PRIMARIA DE LA EDITORIAL "LA CALESA".

domingo, 24 de mayo de 2015

Libros de texto con algoritmos abiertos

            A pesar de tener conocimiento de que otras editoriales distintas iban a sacar para el próximo curso libros ABN, no había tenido la ocasión de verlos, y, por tanto, no podía responder a los compañeros que, como yo, habían tenido información por los comerciales editoriales. Sin embargo esta semana por fin llegó un libro, el de Primero de Primaria, de la editorial Santillana y después de analizarlo ya si puedo dar una opinión formada sobre el libro.
            En primer lugar, y para que no provocar malentendidos con los autores de estos textos, quiero precisar que no voy a hacer ninguna crítica sobre el trabajo que han plasmado en sus libros, sino clarificar las dudas de los compañeros que me preguntan sobre si los libros "Mate+ Matemáticas para pensar" son o no son ABN. Casi sobra decir que no son ABN cuando en ningún apartado del libro ni en la web de la editorial mencionan que sí lo sean. La mención la hacen los comerciales, que sí dicen ABN y lo emplean como argumento para vender el material.
Aquí mismo dejo una aclaración sobre este aspecto que realizan tanto en su web como en el catálogo promocional, de forma que si hubieran querido decir que su método es ABN lo hubieran expresado más claramente.
mate+ 2
            Aclarado este punto explico, para los compañeros que deseen saber si este libro de texto trabaja el método ABN, mi opinión sobre por qué "Mate+ Matemáticas para pensar" de Santillana, que he tenido la oportunidad de analizar, no es un libro que trabaje la metodología ABN:
  • No es un texto ABN como informan sus comerciales, sino algoritmos abiertos con algunas pinceladas de aspectos que vemos muy asiduamente en la metodología que se trabaja en el ABN. Es decir para lo que para nosotros es básico y que detallamos a continuación, en éste libro sólo aparece de forma significativa.
  • No se realiza una presentación paso a paso sobre cómo hacer el cálculo de las distintas operaciones básicas desde la perspectiva ABN, de manera que ni el alumnado, ni el profesorado ni los padres que quieran conocer la metodología ABN tendrán en él una guía que les permita conocerlo.
  • Otras de las señas distintivas del ABN que no se observan en este texto y que sí están plasmadas en los libros de ANAYA, es que todos los aprendizajes que les proponemos al alumnado van precedidos siempre de ejemplos que les clarifican la tarea a realizar, sin lanzarlos directamente a la tarea sin una ayuda que les guíe.
  • Tampoco es ABN porque no recoge las nuevas operaciones de nuestra metodología. Estoy hablando de la "sumirresta", la "doble resta" y la "igualación". Tal hecho pone de manifiesto la falta de comprensión del papel de estas operaciones en la resolución de problemas y en las múltiples posibilidades de cálculos nuevos que abren.
  • No aparece la representación manipulativa del cálculo, que se debería haber plasmado con el uso de los palillos unidos a las bandejas, elementos con los que representar las cantidades con las que se va a operar. Si las herramientas de trabajo con las que aprende nuestro alumnado no están no podemos decir que se trabaje ABN.
  • Otro elemento indispensable del método que no aparece por ninguna parte son las rejillas ABN, y que, además de ser la forma material de realizar cálculo escrito, posibilitan al alumno evolucionar hacia el cálculo pensado. Otro importante pilar ausente: el que permite el paso de las operaciones manipulativas al cálculo mental.
  • Aunque hay descomposiciones, no se les saca el partido que se le obtiene desde la metodología ABN con las "casitas de descomposición", a través de las cuales se les enseña a descomponer los números de múltiples formas, quedando en este texto reducidas a las tradicionales básicas de C, D y U y con escasos ejemplos y ejercicios de múltiples descomposiciones.
  • Respecto a la resolución de problemas, tanto estos contenidos como el resto (numeración, cálculo, medida y geometría) se encuentran  separados por bloques en el libro de texto, con las hojas micro perforadas para que el profesorado pueda “navegar por el texto” y trabajar en cada momento lo que le interese. Aunque es muy buena idea, depende del profesorado conectar unos contenidos con otros, lo cual en el algoritmo tradicional no debe suponer ningún problema. Otra cosa es si se tratara de un libro del ABN. Este formato no es el más adecuado, ya que al estar el profesorado introduciendose en esta metodología novedosa, se va a encontrar con que debe tomar decisiones sobre elementos que aún no domina con soltura, como es conectar  las distintas categorías existentes de problemas aritméticos con el resto de contenidos.
            De otras editoriales no he podido realizar un análisis similar sobre el libro texto… porque no le he tenido. Sólo añadir que sí he tenido noticias de que los comerciales de SM también informan que una de sus colecciones de cuadernos (que no tienen nada que ver, a su vez, con sus libros de texto) se adapta a la metodología ABN. Eso dice también el catálogo promocional que ha llegado a mi centro. Por ello me atrevo a aventurar que si a estas alturas no ha llegado nada a los colegios, es que no hay nada más que se pueda considerar libro de texto ABN. Si quiero comentar que según el catálogo, que, reproduzco aquí, dicen que su Proyecto Savia está en perfecta sintonía con la metodología ABN. Lo que no sé es qué entiende la editorial por “perfecta sintonía” cuando lo que presentan en el método sigue siendo el cálculo tradicional y sólo porque hay descomposiciones ya está todo en sintonía, es como decir que la paella es lo mismo que el arroz a la cubana porque ambos llevan arroz.
20150424_122144

Para concluir, algunas cosas:
  • Es el éxito y el crédito ganado por el ABN lo que emplean los comerciales para vender sus libros. Es lógico, por otra parte, que empleen los argumentos que piensan que les van a proporcionar más ventas.
  • Nos vamos a tener que acostumbrar a que empiecen a surgir copias y sucedáneos. No se puede evitar. Los métodos de enseñanza son libres. Ahora bien, igual que cualquiera puede fabricar un refresco de cola (pero no puede llamarlo Coca-Cola), uno puede elegir entre el original, el modelo, o la imitación. Una manera de distinguir es, sencillamente, fijarse en la marca.
  • Otra forma de distinguir es el momento de la salida al mercado. En 2014 Anaya sacó los libros correspondientes a 1º y 2º, y en 2015 los de 3º y 4º. Las imitaciones han salido un año después. Ya verán cómo en el 2016 salen imitaciones ABN de 3º y 4º, como han salido este año de 1º y 2º. Y es que, para poder imitar, primero ha de estar el modelo, y luego la imitación.
            Para acabar, en este momento no hay más libro de texto ABN que el de Editorial Anaya que fue la primera en ofrecernos la posibilidad de plasmar el método en un libro de texto y en arriesgarse en un proyecto innovador. Un texto que ha sido dirigido y elaborado por el creador del método, por mí mismo y por la maestra que comenzó su aplicación y que más años lleva trabajándolo. Para el próximo curso estarán disponibles los correspondientes a 1º, 2º, 3º y 4º. Son cien por cien ABN. Y en el 2016 saldrán las imitaciones de 3º y 4º. Que cada uno decida, si elige el original o se espera un año para recoger la imitación.

12 comentarios:

  1. Hola. un gran análisis... es una propuesta muy innovadora. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  2. Hola Jaime. Quería pedirle opinión sobre los libros de La Pandilla de la Rejilla. Si están elaborados siguiendo algoritmos ABN... Estamos valorando incluirlos en nuestro colegio el próximo curso. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. No es que sigan los algoritmos ABN, es que los copian directamente. Son además libros "piratas", en el sentido de que van al margen de los circuitos comerciales establecidos: sin registro, sin ISBN, sin... En fin. Puro pirateo, pero cobrando por ello.

    ResponderEliminar
  4. Uy, no esperaba esa contestación. Registro sí que tienen. Tengo un ejemplar de cada curso y viene el registro (lo he contrastado). ISBN... si van al margen de los circuitos comerciales establecidos que imagino que se refiere a librerías y editoriales... no es necesario tenerlo en realidad en ese caso. El ISBN no es una cosa obligatoria. Mi pregunta iba más encaminada a si había tenido la ocasión de ver los libros (daba por hecho que sí siendo usted) y si eran libros 100% realizados siguiendo algoritmos abiertos basados en números (ABN). Por lo que me ha dicho... si copian los algoritmos ABN entiendo que los están siguiendo al pié de la letra. Mi duda era que en esta entrada hablan de libros de otros editoriales como los de Santillana que los venden como ABN pero no lo son del todo. Simplemente quería su opinión de si estos son o no ABN y por qué no, en caso negativo. Muchas gracias Jaime.

    ResponderEliminar
  5. Estoy seguro, Laura, que hubiera reaccionado igual que yo de estar en mi lugar. Resulta que uno dedica miles de horas a un trabajo concreto durante muchos años, hace los correspondientes registros de la propiedad intelectual y de marcas, y bonitamente y de manera ilegal (porque se cobra por ello, no porque se difunda) sale un señor, te lo copia y le saca un provecho económico que no le corresponde. Esto es, directamente, pirateo.
    Pero hay otras dos cosas a las que le quiero contestar también. Una es respecto a los registros. No me refiero solo al ISBN. El depósito legal es obligatorio para todo material impreso, pero eso vale para folletos, octavillas, manuales de instrucciones, etc. Un libro sin ISBN pues es… eso. Otro registro que no aparece es el de la propia Administración Educativa. ¿Se ha solicitado la autorización a la Consejería? ¿A qué no? Es que si el material va sin ISBN ni siquiera se admite a trámite. Pues tengan cuidado con eso, porque un inspector puede poner en apuros al centro por adoptar libros de texto sin la prescriptiva autorización. Otro registro más que creo que falta. ¿Qué tipo de licencia fiscal tiene ese señor para vender libros? Todo suena a venta clandestina.
    Respecto a los circuitos comerciales, Laura, se trata de circuitos oficiales y establecidos en la legislación, entre otras cosas para proteger al consumidor. ¿Compraría usted medicamentos al margen de los circuitos comerciales (prescripción médica, dispensación en farmacia, etc.) Y si compra una casa, ¿se salta al notario y la escritura, y el registro de la propiedad, y el banco para la hipoteca? ¿Se compraría un coche al margen de los “circuitos comerciales”?
    Finalmente, respecto al contenido, lo poco que conozco (se me mandó un cuaderno cuando empezó la aventura, aunque no se sabe muy bien si se trata de libros o cuadernos, porque unas veces lo denominan de una manera y otras veces de la otra) es que es una copia de los aspectos más aparentes de ejercicios, pero sin incluir lo que no se puede copiar: la arquitectura que hay detrás, la correcta secuenciación, etc.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por contestar Jaime. La verdad es que ando un poco desconcertada porque yo estaba interesada en saber su opinión exclusivamente sobre el contenido de los libros. Si les daba el visto bueno como libros o cuadernos de algoritmos abiertos basados en números. Y entiendo que su respuesta es sí, aunque en una lectura general no lo parezca. No esperaba todo lo demás. Como decía usted en la entrada, las metodologías de enseñanza son libres. Por lo tanto cualquiera puede hacer un libro y editarlo siguiendo esta metodología. Si de lo que se aprovechan es de la metodología que desarrolló usted, que como dice libre, no entiendo porque lo llama pirateo. He visto parte primeros temas de estos libros y los de Anaya y no se parecen más que en que siguen la misma metodología. Por el resto del comentario, se lo agradezco mucho también pero como ya le he dicho no estaba interesada en esos asuntos. Hasta donde sé un docente puede vender sus libros sin necesidad de ninguna licencia comercial, facturándolo y pagando sus impuestos por supuesto, como es el caso. No entro a valorar el tema de los circuitos comerciales. Como le decía mi único interés era el contenido del mismo, si eran o no 100% realizados con algoritmos abiertos basados en Números (ABN). Muchas gracias de nuevo por atender mi consulta. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Con esta contestación doy por terminado el asunto. Simplemente tres cosas. Una, que la metodología sea libre no quiere decir que cualquiera pueda explotarla económicamente. Por eso le llamo pirateo: está al margen de la ley, se apodera de una cosa sin contar con la aquiescencia de su dueño, y obtiene lucro económico en su exclusivo provecho. Afortunadamente no tengo de mi parte su opinión, sino la ley. Dos, los libros de texto y el material escolar están regulados. Los libros de texto o cuadernos de trabajo deben tener su ISBN y su copyright. Aquí viene el conflicto: no puede haber dos a la vez. Y tres. Sin entrar en más detalles, un docente, a la hora de escribir un libro y publicarlo, está sometido a la ley de la propiedad intelectual, además, naturalmente, de a las normas de comercialización y venta y a la legislación fiscal. Punto final.

    ResponderEliminar
  8. Juan Carlos Cerón Esteve1 de diciembre de 2017, 11:10

    Buenos días,
    Interesante debate. Para que yo me aclare... entonces los libros de Santillana y SM también son "libros piratas" ya que trabajan en parte la metodología ABN sacando obviamente partido económico?? Yo estoy también en la misma duda que la compañera. Si la metodología es libre, ¿Por qué los libros de La Pandilla de la Rejilla son piratas y los de Santillana no, si ninguno de los dos cuenta con la aquiescencia de su creador? Y más allá de eso, si la metodología como dice es libre, ¿Por qué se autodenomina "dueño"? No le parece contradictorio? Un saludo desde Gijón.

    ResponderEliminar
  9. Para que usted se aclare, le diré que no me proclamo dueño de nada. Esa palabra se emplea en un ejemplo. Lo que sí soy respecto del método ABN es, como usted lo quiera llamar, el creador, inventor, descubridor, etc. Así consta desde hace algún que otro año en el registro de la Propiedad Intelectual sin que hasta ahora nadie haya reclamado la paternidad del método ni me haya denunciado por apropiación de lo que no es mío.
    En cuanto a SM, sus libros siguen el método Singapur, que no tiene mucho que ver con lo que hacemos. Se debe referir usted a unos cuadernos que se publicaron y que se denominaban “basados en la descomposición de los algoritmos ABN”. Es decir, reconocían que no eran ABN y, además, como pretendía la editorial que sirvieran tanto para el tradicional como para el ABN, la verdad es que no tenía mucho que ver con nuestro trabajo. La colección de Santillana a que hace mención es otro intento de hacer un cálculo que trabaje a la vez los dos tipos: el ABN y el tradicional. En la entrada en que están situados estos comentarios hay una amplia explicación de por qué, además de no llamarse ABN, no son ABN. Otra cosa distinta es que a la hora de venderlos sus comerciales digan que es ABN y hasta mejor. Pero las cosas no son ni dejan de ser por lo que los comerciales digan de ellas.
    La metodología es libre. Fíjese si será que la emplean en más de mil colegios (la gran mayoría sin textos de Anaya) y no solo no me quejo ni les reclamo nada, sino que me siento muy orgulloso de ello. En mi blog, en Actiludis, en Facebook y en muchísimas páginas hay un enorme almacén de material a la libre disposición. Están bajo licencia “Creative-Commons”. En https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/3.0/deed.es_CO puede encontrar las condiciones de la misma. Una de las cláusulas es que no puede hacer uso comercial del mismo (lo que es completamete lógico: que hagan uso comercial con su material, no con el ajeno). Finalmente le indico que la Ley de la Propiedad Intelectual es muy explícita en todas estas cuestiones. Es bueno que no la sustituyamos por nuestras opiniones o creencias.

    ResponderEliminar
  10. Juan Carlos Cerón Esteve2 de diciembre de 2017, 19:15

    Ya me voy aclarando. Lo de "dueño" no lo dije yo. Lo dijo usted en su comentario anterior. En este último comentario ya sí lo ha denominado con las palabras adecuadas. El tema de que usted es el creador de la metodología está muy clara y nadie lo debate. Al contrario, se le admira por ello. Es una aportación enorme para la educación. Al menos eso pienso yo. Pero me da la sensación de que su idilio con Anaya y su posición de "creador" de la metodología le está haciendo lanzar falsas verdades absolutas acogidas a "la ley" y acusaciones para desprestigiar el trabajo que otros legalmente están haciendo basándose en los algoritmos que usted creó. Si tan ilegales son los libros de La Pandilla de la Rejilla y todo lo que rodea a ese proyecto y si es cierto que no pueden utilizar su metodología con fines lucrativos a pesar de ser libre... ¿Cómo es posible que lleven más de un año en el mercado y no pase nada? ¿Se pueden lanzar ese tipo de acusaciones sin que haya denuncia ni resolución legal alguna?
    SM y Santillana... conozco perfectamente esos libros. Como usted está diciendo no son libros ABN... son intentos de mezclar el método tradicional con el ABN. Por lo tanto, algo por minúsculo que sea de ABN tienen. Y si puede ser minúsculo y sacar provecho económico de ello, también puede ser mayúsculo y sacar provecho ABN de ello. Cualquier persona puede editar un libro con contenido propio basado en los algoritmos que usted inventó y sacarle partido económico. Lo que no se puede hacer es plagiar o utilizar recursos con licencia "Creative-Commons" en un libro con fines económicos. Y "ese señor" no lo ha hecho. El contenido de sus libros es original y está registrado. La ley dice que sí lo puede hacer aunque entiendo que haya personas a las que le moleste. Usted mismo publicó varios cuadernos en Calesa (antes de descubrir el ABN) basados en el cálculo tradicional. Imagino que tuvo muy difícil contar con el permiso de la persona que en su día ideo el cálculo tradicional. Primero porque ni siquiera sabemos quien fue la persona que lo creó y segundo porque aunque lo supiéramos, hace ya mucho tiempo que abandonó este mundo. Sin embargo usted publicó esos cuadernos con fines económicos. ¿No estamos ahora en la misma situación? Debería sentirse orgulloso también de que otras editoriales y proyectos independientes como el de La Pandilla de la Rejilla utilicen los algoritmos que usted creó. Incluso aunque le hagan competencia comercial. Su aportación a la educación con esos algoritmos está muy por encima del rendimiento económico que le pueda sacar (que no es pequeño por cierto). Ojalá llegue el día que todos los libros de texto de infantil y primaria se basen en esos algoritmos abiertos.
    Y con esto ya termino, no creo que haya mucho más que debatir. Estoy totalmente de acuerdo con usted en sus últimas frases: "Finalmente le indico que la Ley de la Propiedad Intelectual es muy explícita en todas estas cuestiones. Es bueno que no la sustituyamos por nuestras opiniones o creencias".

    ResponderEliminar
  11. Después de los elogios que me dedica no me queda más remedio que contestarle. Gracias. Y también le agradezco que se identifique. No se vaya a pensar que es lo habitual.
    Quiero aclararle que no tengo ningún idilio con Anaya. Mi relación con esa empresa es contractual, como la que tienen los cientos y cientos de autores de libros de texto. Ya le expresé el sentido de libertad en el anterior comentario, así que no lo voy a repetir. Respecto a denuncias, yo solo me quejo y no pienso emprender acciones legales contra nadie. Estoy ya muy mayor para eso. Anaya o La Calesa serían las que tendrían que denunciar el plagio con fines comerciales. Alguna está en ello.
    Estoy en desacuerdo con su afirmación de que cualquiera puede editar un libro en los términos que expresa. Dice usted que la ley dice que sí. ¿Dónde lo dice? Si me dijera el artículo concreto me ayudaría a cambiar de opinión. También dice que el contenido está registrado. Le digo lo mismo: ¿dónde? Es curioso que diga usted que si hay licencia “Creative-Commons” entonces no se puede comerciar; sin embargo, si hay registro de la propiedad, copy right, etc., entonces sí. Pues estupendo.
    No tiene nada que ver lo que dice de los antiguos cuadernos de La Calesa con lo de ahora. El cálculo tradicional llegó a Europa hace ochocientos años. La propiedad intelectual de una obra, o método, prescribe a los setenta años. Ya me contará.
    Otra cosa. ¿De dónde saca usted que el rendimiento económico que obtengo “no es pequeño”? ¿Se lo han dicho las editoriales, ha tenido usted acceso a mis datos fiscales o, sencillamente, es una suposición suya? Me tranquilizaría que fuera lo último.
    Y sí. Vamos a dejar esto ya. Entre otras cosas porque los intentos de crear el derecho a copiar deben tener su lugar en blogs, webs, cuentas o foros propios de abogados, juristas o legisladores. Aquí, como en Actiludis y bastantes webs más, solo nos dedicamos a difundir el método y a proporcionar material e ideas, que la inmensa mayoría usa libremente y, en algún caso, otros copian y piratean.

    ResponderEliminar
  12. Juan Carlos Cerón Esteve3 de diciembre de 2017, 19:31

    Gracias por comentar. Efectivamente el tema central de este hilo de comentarios es más propio de otro tipo de webs. La compañera Laura Valero empezó los comentarios interesándose por el contenido ABN de ciertos libros. Si después de su pregunta la conversación giró hacia otros temas que no venían al caso fue simplemente porque usted la llevó hacia allí. Yo sólo quise seguir un poquito el debate porque creo que hay ciertas afirmaciones y acusaciones que es mejor que las resuelva la justicia antes que la opinión personal de cualquier persona y porque en sus argumentaciones no estoy muy de acuerdo. En cualquier caso coincido con usted en que lo mejor es centrarse en el ABN y dejar todo lo demás para quien le corresponde y hasta entonces respetar respetar el trabajo que otros proyectos llevan a cabo con el mismo fin.

    ResponderEliminar