¡BIENVENIDOS!

¡Bienvenidos al blog del ABN! Un año más comenzamos un nuevo curso, llenos de esperanza e ilusión. Será el noveno año de método ABN, desde que en el curso 2008-2009 se dieron los primeros pasos en los colegios “Andalucía” y “Carlos III”, de Cádiz. Seguimos adelante. Tenemos a muchos docentes y a muchos niños detrás, que empujan con una fuerza irresistible. Este blog recoge toda la historia del desarrollo del método, desde su primera entrada, allá por Marzo de 2010, hasta hoy. No hemos querido quitar nada. Y aquí seguimos con cerca de mil vídeos y más de mil quinientas entradas, que se dice pronto.

El blog va a seguir siendo fiel a sus principios: mostrar que es posible calcular de otra manera más motivadora, más fácil, más conectada con el pensamiento de los niños, más adaptada a sus futuras necesidades. En definitiva, del modo más eficaz para que los alumnos alcancen competencia matemática.

Animamos a los docentes y a las familias a utilizar el nuevo método. Con él se acaban las tareas repetitivas de cálculo, las dificultades matemáticas sin sentido, el aprendizaje memorístico vacío. Y para convencer al visitante de que es posible nos hemos alejado de los discursos vanos y de la palabrería barata. El material fundamental de este blog es el reflejo de lo que hacen los niños en las clases: vídeos y fotos dan cuenta de ello. Nunca omitimos de qué colegio, de qué maestra o de qué grupo de alumnos se trata. Porque no expresamos fantasías ni delirios, sino resultados concretos.

¡Bienvenidos! Suscríbanse y estén al día de todos los contenidos que incorporamos. Intérnense dentro de las etiquetas y exploren los tópicos por los que tengan más interés, en los cursos de Infantil o Primaria que consideren. Súmense a una corriente que cada día crece más.

No duden en trasladarnos cualquier opinión, crítica, aportación, sugerencia o, simplemente, petición de información. Todo ello será recibido con agrado en:

Jmartínez1949@gmail.com

MÉTODO ABN


¡PUBLICADOS LOS PRIMEROS LIBROS DE TEXTO ABN!

LA EDITORIAL ANAYA HA PUBLICADO LOS LIBROS DE TEXTO CORRESPONDIENTES A LOS SEIS CURSOS DE PRIMARIA. HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA INFORMARTE


TAMBIÉN ESTÁN DISPONIBLES LOS SEIS CUADERNOS, CORRESPONDIENTES AL PRIMER Y SEGUNDO CICLO DE EDUCACIÓN PRIMARIA DE LA EDITORIAL "LA CALESA".

viernes, 1 de marzo de 2013

Apolonia Pinteño, del CEIP "Carlos III" de Cádiz, se jubila.


EN LA JUBILACIÓN DE APOLONIA PINTEÑO.

            Apolonia Pinteño no ha soportado las incertidumbres que ahora mismo se ciernen sobre la edad de jubilación, y ha decidido marcharse. Nos deja un gran vacío, un enorme vacío. Apolonia, Apo, fue la segunda maestra que empezó con el ABN, después de que lo hiciera su amiga Concha Sánchez. Las dos culminaron el primer año ABN (el 2008-2009) y empezaron a abrirnos la vereda por las que las demás han circulado algún tiempo después.    
            Apolonia fue una precursora-fundadora. Se tiró a la piscina cuando no sabíamos si iba a tener agua. Comenzó a desbrozar la senda y a establecer modelos para que las demás pudieran seguir. Entonces no había blog, ni fotos, ni vídeos ni nada. Todo estaba en el aire. Sólo había hipótesis volanderas, ganas de trabajar y visión inteligente para darse cuenta del potencial tan grande que tenía la entonces apenas semilla ABN.
            El ABN se ha podido desarrollar gracias a maestras como Apolonia. Ella tenía un gran prestigio profesional y mantenía una línea innovadora y de investigación. Era esa maestra que todos los padres deseaban que les tocara a sus hijos. Por eso, los padres se fiaron de ella, confiaron en lo que hacía cuando sus hijos llegaban a casa con tan extrañas cuentas en sus cuadernos. Para el nuevo método fue muy importante su pericia técnica, su habilidad docente. Pero también la credibilidad y la confianza que se había  ganado por años y años de trabajo. Fueron los cimientos más importantes que se pusieron para que pudiera crecer el nuevo método.
            Para ella no han sido fáciles todos los cursos en que ha desarrollado el ABN. Con el primero de ellos constituía una isla en su colegio. Nadie, ni en Infantil ni en Primaria, quiso seguir su línea. Pese a los resultados espectaculares que consiguieron sus alumnos al finalizar el ciclo se cuestionó la continuidad del método, y pese a todos los esfuerzos que hicimos, que fueron muchos, esos chicos y chicas tan brillantes volvieron a las llevadas, al cero al cociente y demás barbaridades. Los resultados de la evaluación se recogieron en esta presentación:
            Ahí empezamos a descubrir las dificultades de la innovación, lo complicado que es abrir una nueva vía, el trabajo que cuesta apartarte del carril, la que se te viene encima cuando pones el bien de los alumnos por encima de las convenciones corporativas. Pero Apo no se arredró. No hemos conseguido grandes cosas, pero gracias a su constancia en su colegio ya tenemos un grupo de ABN en Infantil y cuatro grupos (dos primeros y dos terceros) en Primaria. Además, hay docentes de su centro en grupos de trabajo ABN. A la vista de los resultados, y ante la evidencia flagrante de la mejora de los rendimientos, no creemos que en su colegio vaya a haber vuelta atrás.
            Hoy en día tenemos una enorme cantidad de materiales y propuesta de trabajo. Hay cientos y cientos de vídeos, miles y miles de niños que han probado y han demostrado la viabilidad de lo que hacemos, la consistencia de nuestras hipótesis de trabajo.  Pero igual que todo largo viaje requiere comenzar con unos primeros pasos, los que dio Apolonia fueron claves, geniales. Han sido muchos los docentes que se han atrevido a comenzar cuando vieron sus vídeos y, sobre todo, las fotos de los cuadernos de los niños. En su 2º del curso 2009-2010 se experimentaron nuevos ejercicios de numeración, se rompieron las barreras del mil, comenzaron los chicos a sumar y a restar decimales, a multiplicar y dividir por una cifra, a tener un cálculo mental envidiable. De un niño de su clase nació también la idea de las operaciones dobles (doble resta), que fue el germen de la sumirresta. También se probaron los diversos formatos de la resta…, en fin, se pusieron los soportes que permitieron a los demás continuar la construcción del edificio.
            He visitado a Apolonia en su aula en muchas ocasiones. La calidad y la calidez de sus relaciones con los alumnos siempre me han resultado un atractivo. Nunca le he oído dar un grito, descomponerse. Si alborotaban los chicos, su un, dos, tres era suficiente para que volviera la calma. El clima emocional que había en su clase era como la buena tierra, regada y abonada, donde crecía el aprendizaje. No sé, para los niños, si se puede pedir más: un aprendizaje de mucha calidad en un ambiente de seguridad afectiva y cariño mutuo.
            Voy a acabar. Una persona que ha dedicado toda su vida y las mejores de sus energías a la educación se marcha. Ha cumplido su ciclo. Va a vivir durante mucho tiempo en el recuerdo de sus alumnos. Pero como ha hecho algo más que dar el libro o reproducir los caminos trillados de los aprendizajes escolares, su trabajo se proyecta en el futuro y es el soporte de lo que hoy hacen cientos y cientos de docentes con miles y miles de alumnos. Es irse, pero quedándose; es seguir estando por otras vías. Para mí fue una suerte que Apolonia se implicara con el método. Para mí Apolonia ha sido muy importante, tanto desde el punto de vista personal como profesional. Cuando Apolonia comparezca ante su conciencia a dar cuenta de su ejecutoria laboral, lo va a hacer con la cabeza bien erguida y acompañada de las sonrisas y las bendiciones de miles de niños. 
Apolonia en su penúltima clase. Está en 1º, y sus alumnos practican la sustracción en escalera ascendente.

Sus últimos alumnos. Todavía no sabían que se iba. 

Esta es su penúltima promoción. Culminó 2º con ellos en el curso 2011-2012. Ahora están en 3º, y son los primeros de ese colegio que pueden seguir con ABN. 

Son los alumnos de 5º. El segundo grupo que comenzó ABN en 1º, allá por el curso 2008-2009, después del correspondiente al CEIP "Andalucía", y que en 3º los devolvieron al cálculo tradicional. Para ella y para mí constituyeron un grupo muy especial. En buena medida, el ABN ha llegado hasta aquí gracias a lo que hicieron estos niños y estas niñas.  

        

6 comentarios:

  1. Estoy de interina en el Carlos III y he conocido a través de Cristina que a su vez aprendió de Apo este interesante método de cálculo. Me parece una metodología genial, lástima que con mis alumnos no pueda aplicarla por estar tan poco tiempo, pero sin duda la difundiré y la daré a conocer y por supuesto la aplicaré cuando me sea posible.
    Besos a Apolonia que aunque la conocí poco tiempo me pareció una bella persona por dentro y por fuera y sobre todo una verdadera maestra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Tere, muchas gracias. Es un enorme placer para mí, maestra jubilada, que alguien le dedique esas palabras. Me ha emocionado mucho que alguien a quién he conocido días se acuerde de mi.
      Te agradezco tus palabras y te mando muchos besos, Tere.
      Aunque jubilada siempre seré maestra, profesión que amé durante 35 años de mi vida.
      Besos y suerte.
      Apolonia

      Eliminar
  2. Hola Apolonia,
    Fui alumno tuyo en el Colegio Jaime Balmes, fuistes la que me enseñastes a leer en primero y en segundo de EGB.
    Tu dedicación y paciencia con los alumnos ahora que ya tengo 37 años en cuando soy consciente.
    Espero saludarte un día en persona que ya hace tiempo que no lo hago, me haría mucho ilusión que me escribieras a mi correo.

    Saludos y gracias nuevamente por tu dedicación siempre.

    ResponderEliminar
  3. Estas suelen ser las palabras que más agradece una maestra, y que hacen que sienta justificados todos los esfuerzos que ha realizado. Por si acaso no lo lee, le diré a Apolonia que eche un vistazo. Lo del correo es más difícil, porque el comentario llega sin él. Mándamelo y yo se lo envío a ella.

    ResponderEliminar
  4. Me parece estupendo Jaime.
    Mi correo es jabeniteztcae@gmail.com

    Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  5. Mi vida podría haber sido muy distinta, si esta gran profesional no se hubiera cruzado en mi vida. Gracias a ella, empecé a hablar cuando tenía un retraso increíble, tal era mi situación con 6 años que apenas pronunciaba palabra. Mi vida ahora es maravillosa, y con 39 años recordando mi infancia con mi madre, me recordó a esta magnífica profesora. Aunque en su día, le lleve un ramo de flores según me cuenta mi madre, a día de hoy, no tengo palabras para agradecerle su labor. Mi email es juan77antonio@gmail.com

    ResponderEliminar