¡BIENVENIDOS!

¡Bienvenidos al blog del ABN! Un año más comenzamos un nuevo curso, llenos de esperanza e ilusión. Será el noveno año de método ABN, desde que en el curso 2008-2009 se dieron los primeros pasos en los colegios “Andalucía” y “Carlos III”, de Cádiz. Seguimos adelante. Tenemos a muchos docentes y a muchos niños detrás, que empujan con una fuerza irresistible. Este blog recoge toda la historia del desarrollo del método, desde su primera entrada, allá por Marzo de 2010, hasta hoy. No hemos querido quitar nada. Y aquí seguimos con cerca de mil vídeos y más de mil quinientas entradas, que se dice pronto.

El blog va a seguir siendo fiel a sus principios: mostrar que es posible calcular de otra manera más motivadora, más fácil, más conectada con el pensamiento de los niños, más adaptada a sus futuras necesidades. En definitiva, del modo más eficaz para que los alumnos alcancen competencia matemática.

Animamos a los docentes y a las familias a utilizar el nuevo método. Con él se acaban las tareas repetitivas de cálculo, las dificultades matemáticas sin sentido, el aprendizaje memorístico vacío. Y para convencer al visitante de que es posible nos hemos alejado de los discursos vanos y de la palabrería barata. El material fundamental de este blog es el reflejo de lo que hacen los niños en las clases: vídeos y fotos dan cuenta de ello. Nunca omitimos de qué colegio, de qué maestra o de qué grupo de alumnos se trata. Porque no expresamos fantasías ni delirios, sino resultados concretos.

¡Bienvenidos! Suscríbanse y estén al día de todos los contenidos que incorporamos. Intérnense dentro de las etiquetas y exploren los tópicos por los que tengan más interés, en los cursos de Infantil o Primaria que consideren. Súmense a una corriente que cada día crece más.

No duden en trasladarnos cualquier opinión, crítica, aportación, sugerencia o, simplemente, petición de información. Todo ello será recibido con agrado en:

Jmartínez1949@gmail.com

MÉTODO ABN


¡PUBLICADOS LOS PRIMEROS LIBROS DE TEXTO ABN!

LA EDITORIAL ANAYA HA PUBLICADO LOS LIBROS DE TEXTO CORRESPONDIENTES A LOS SEIS CURSOS DE PRIMARIA. HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA INFORMARTE


TAMBIÉN ESTÁN DISPONIBLES LOS SEIS CUADERNOS, CORRESPONDIENTES AL PRIMER Y SEGUNDO CICLO DE EDUCACIÓN PRIMARIA DE LA EDITORIAL "LA CALESA".

miércoles, 6 de enero de 2016

Bien hecho. Mal hecho.

Un compañero "ABN" me envía las dos fotos y me pregunta si la segunda de las divisiones está bien, si cae dentro del concepto de cálculo abierto. O por el contrario, se debe tender a hacer las divisiones como aparecen en la primera fotografía. Como más de una vez me han preguntado por la cuestión, quisiera fijar el criterio que se debería seguir y por qué.
 Las fotos de las dos divisiones.

BIEN HECHO.
   El alumno o alumna utiliza la escala para estimar el reparto. Estima que 22 325 está entre 500 y 1000, pero mucho más cerca de 500, por lo que calcula que el reparto adecuado es 600. Obra de la misma manera en la cuarta fila, en la que aprovecha el cálculo de la segunda.


MAL HECHO.
   No es que la operación esté mal resuelta. Está bien. Pero hay una trampa oculta: el alumno no se toma la molestia de estimar. Sencillamente, se limita a poner el número de la escala que más se aproxima. O dicho de otra manera, opta por una vía muy cómoda y que le ahorra todo esfuerzo. Pero, claro, se pierde la mayor virtualidad que tiene este formato: aprender a estimar, a descubrir la razón entre dos números cualesquiera. Esta es una habilidad que luego le va a hacer falta para los porcentajes, las raíces cuadradas y otros contenidos matemáticos, sobre todo en Secundaria.

¿No es lo anterior cálculo abierto? No es esa la filosofía. El cálculo abierto alcanza sentido cuando ofrece alternativas distintas a alumnos con distintas capacidades. Por ejemplo, y aplicado a este caso, la alternativa que se ofrece sería válida para alumnos con menores capacidades. Pero el cálculo abierto no se debe convertir en un arma que permita que alumnos capaces se esfuercen lo menos posible.
Aquí está la tarea del profesor, que es insustituible. Él o ella, que conocen al alumno, sabe si se está ante una situación u otra, y, por tanto, si permite ese proceso de resolución o exige uno un poco más elevado.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada