¡BIENVENIDOS!

¡Bienvenidos al blog del ABN! Un año más comenzamos un nuevo curso, llenos de esperanza e ilusión. Será el noveno año de método ABN, desde que en el curso 2008-2009 se dieron los primeros pasos en los colegios “Andalucía” y “Carlos III”, de Cádiz. Seguimos adelante. Tenemos a muchos docentes y a muchos niños detrás, que empujan con una fuerza irresistible. Este blog recoge toda la historia del desarrollo del método, desde su primera entrada, allá por Marzo de 2010, hasta hoy. No hemos querido quitar nada. Y aquí seguimos con cerca de mil vídeos y más de mil quinientas entradas, que se dice pronto.

El blog va a seguir siendo fiel a sus principios: mostrar que es posible calcular de otra manera más motivadora, más fácil, más conectada con el pensamiento de los niños, más adaptada a sus futuras necesidades. En definitiva, del modo más eficaz para que los alumnos alcancen competencia matemática.

Animamos a los docentes y a las familias a utilizar el nuevo método. Con él se acaban las tareas repetitivas de cálculo, las dificultades matemáticas sin sentido, el aprendizaje memorístico vacío. Y para convencer al visitante de que es posible nos hemos alejado de los discursos vanos y de la palabrería barata. El material fundamental de este blog es el reflejo de lo que hacen los niños en las clases: vídeos y fotos dan cuenta de ello. Nunca omitimos de qué colegio, de qué maestra o de qué grupo de alumnos se trata. Porque no expresamos fantasías ni delirios, sino resultados concretos.

¡Bienvenidos! Suscríbanse y estén al día de todos los contenidos que incorporamos. Intérnense dentro de las etiquetas y exploren los tópicos por los que tengan más interés, en los cursos de Infantil o Primaria que consideren. Súmense a una corriente que cada día crece más.

No duden en trasladarnos cualquier opinión, crítica, aportación, sugerencia o, simplemente, petición de información. Todo ello será recibido con agrado en:

Jmartínez1949@gmail.com

MÉTODO ABN


¡PUBLICADOS LOS PRIMEROS LIBROS DE TEXTO ABN!

LA EDITORIAL ANAYA HA PUBLICADO LOS LIBROS DE TEXTO CORRESPONDIENTES A LOS SEIS CURSOS DE PRIMARIA. HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA INFORMARTE


TAMBIÉN ESTÁN DISPONIBLES LOS SEIS CUADERNOS, CORRESPONDIENTES AL PRIMER Y SEGUNDO CICLO DE EDUCACIÓN PRIMARIA DE LA EDITORIAL "LA CALESA".

lunes, 26 de marzo de 2012

¿Cálculo tradicional, cálculo mental, cálculo ABN?

CÁLCULO TRADICIONAL, CÁLCULO MENTAL Y CÁLCULO ABN.

            Todos los que trabajan el cálculo tradicional tarde o temprano tienen que recurrir a ejercicios de cálculo mental, a series o secuencias de ejercicios que tienen como característica principal el que los números que se han de emplear en el cálculo ofrecen ciertas facilidades o dan determinadas pistas para hallar la solución sin tener que hacer la cuenta. Se le llama “cálculo mental”, por contraposición al cálculo ordinario, que parece que no pasara por la cabeza. Hace ya más de treinta años un profesor de la Universidad de Valencia (Gómez Alfonso) proponía sustituir ”mental” por “pensado”.
            Sea como sea, todos coinciden en que con el cálculo tradicional no se aprende a calcular. El chico
sólo es capaz de hacerlo si se le pone delante un papel y un lápiz. Es una confesión de impotencia e inutilidad. Se trata de un sistema de cálculo... que no enseña a calcular. Los métodos de cálculo mental son también muy limitados. Normalmente suelen usar tres tipos de estrategias: el redondeo, la compensación y la complementariedad. No suelen ir más allá y, por supuesto, en ningún caso proponen al alumno que sume, reste, multiplique o divida números de tres cifras que no puedan ser redondeados, compensados o complementados.
            Repasaba un artículo[1] que recogía como anexo ejemplos de actividades de cálculo mental para alumnos de 6º de Primaria. He aquí alguna de ellas:
·         Contar de 0,3 en 0,3 a partir de 7,2.
·         Descontar de 0,3 en 0,3 a partir de 7,2.
·         Resolver las operaciones mentalmente: 407,8 – 100;  407,8 – 10;  407,8 – 0,1;  407,8 – 0,01.
·         Un tipo de problema a resolver sin hacer cuentas: He comprado 80 bombones a 0’80 Francos cada uno. Tengo 24 francos ¿Tendré bastante? Tengo 50 francos. ¿Tendré bastante”.

            Bien, esos ejercicios los resuelven mentalmente nuestros alumnos de 2º, si bien refieren los decimales a monedas de diez céntimos y a monedas de céntimos de euro. Y desde luego saben no sólo si tienen bastante para pagar los bombones, sino que calculan con exactitud cuánto cuestan los mismos. Evidentemente, los chicos de 3º ó 4º, si les propusiéramos ese tipo de cálculo, pensarían que queríamos tomarles el pelo. Ellos hacen cálculos mucho más difíciles.

            Por ello, siempre y cuando me preguntan por la cuestión, contesto que los niños ABN no deben practicar nada de cálculo mental. El cálculo ABN es todo cálculo mental, por lo que no hace falta ningún refuerzo. Ningún alumno que siga las baterías de ejercicios de cualquier método de cálculo mental llega a la mitad de dónde llegan nuestros alumnos. A estas alturas del curso en los primeros puede haber dos o tres alumnos por aula que suman números de tres cifras (eso sólo se daba en 2º). En 2º hay clases en que más de la mitad ya realizan mentalmente productos del tipo 24 x 6, 236 x 7 ó 53 decenas x 8. De hecho, alguna grabación hay en el blog. En 3º nos hemos encontrado ya a niños y niñas que dividen por una cifra mentalmente. Esto es, a la operación 6528:6, responden directamente diciendo el cociente y el resto, sin tener que hacerla. Lo mismo ocurre con el producto de hasta unidades de millar por una cifra (3784 x 8), y en 4º todo lo anterior está bastante generalizado, y hay algunos niños (muy pocos: tres o cuatro) que son capaces de multiplicar y dividir por dos cifras... mentalmente.

            Bien. ¿Qué queremos señalar con todo esto? Que el cálculo ABN es cálculo mental de verdad, pensado, ejecutado con rapidez, y que supone un salto de calidad impresionante. Para darnos cuenta de la diferencia tan enorme que existe entre los alumnos que siguen estos distintos métodos, sólo hay que darse una vuelta por un aula normal de cálculo tradicional. Allí se comprueba que a los alumnos se les da bastante mal resolver problemas (esta queja es eterna y ya se la oía yo decir a mi maestro), que no les gusta para nada la materia y, por último, que las actividades de cálculo no sirven para que el alumno aprenda a calcular. Es difícil conseguir más desastres por menos beneficios.

            Cuando en algún aula con metodología ABN veo a algún docente que les aplica baterías de cálculo mental, me acuerdo del que despertaba de su profundo sueño a su familiar porque... se le había olvidado tomar la pastilla para dormir.              


[1] Butlen y Pezard. (2000). Calcul mental et resolution de problemes numeriques au debut du college. Reperes-Irem, 41. 20 pp. Documento en formato PDF

5 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, con su permiso, lo comparto en mi página.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo.
    Con su permiso lo comparto en mi página www.aprendiendomatematicas.com

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes,
    En el colegio de mi hijo hacen las baterias de calculo mental de toda la vida, esta en 3º de primaria y las operaciones ya son ej, 378+154 y donde hasta ahora matematicas era una asignatura que le gustaba mucho... ahora esta bajando la media y le cuesta mucho realizar esas operaciones sin ver los numeros y en los 10 segundos que les dan...
    Mi pregunta es: Puedo yo introducirle al ABN en casa.. podra el aplicarlo a las baterias de calculo mental de su colegio? o es mejor no mezclar?
    Muchas gracias y felicidades por aplicar un metodo que bajo mi punto de vista parece mucho mas natural y sencillo que el de toda la vida!

    ResponderEliminar
  4. Es que en ese tiempo y sin que puedan ver los números y encima con el sistema de cálculo antiguo... es muy difícil. No entiendo por qué lo hacen así. No creo que con esas condiciones haya muchos alumnos que sean capaces de resolver esa suma.

    Sólo se me ocurre una cosa. Que extienda las tablas de sumar a las decenas y centenas (3+4=7; 30+40=70; 300+400=700), que retenga el primer número y que a continuación vaya sumando el segundo, empezando siempre por la izquierda: 400 y 120 son 520, y más 12 son 562. También sería interesante que les dijeran la técnica que siguen los que lo hacen bien. Como solemos iniciar a los niños que vienen sin ABN es reuniendo primero centenas, luego decenas y por último unidades. Pero para ello se han de dejar los números a la vista.

    Mire a ver si le funciona, pero en los términos que establece no se me ocurre otra cosa.

    Gracias por sus palabras de elogio.


    Le aconsejaría

    ResponderEliminar